Proyecto de tratamiento por biodigestión anaeróbica de VOLTA gana fondo CORFO de innovación

La iniciativa busca aportar al desarrollo país en temas de emergencia agrícola por déficit hídrico, a través del tratamiento de biodigestión anaeróbica que permite la valorización de residuos orgánicos en forma de lodos agroindustriales y agua sin tratar.

La adjudicación del financiamiento del fondo CORFO “Súmate a Innovar” permitirá financiar el proyecto de investigación sobre uso del digestato como biofertilizante para zonas con déficit hídrico, a través de procesos de valorización de residuos orgánicos implementados por VOLTA como la biodigestión anaeróbica.


 TE VA A INTERESAR: 

En menos de un año, empresa antofagastina logró reutilizar 260 toneladas de madera desechada en la minería

Volta inaugurará planta clasificadora de residuos más moderna de Chile, con capacidad de 40 mil toneladas

Cómo TCI incorporará la economía circular al desarrollo del H2V a través de su proyecto HOASIS


La iniciativa denominada “Innovación en el uso de digestato como biofertilizante en zonas con déficit hídrico de la comuna de Tiltil” será desarrollada en el centro operativo Rilsa ubicado en la misma zona. En el proyecto se trabajará como entidad colaboradora la Facultad de Ciencias Agronómicas de la Universidad de Chile durante un periodo de ejecución de 6 meses. 

Mayerly Prieto, especialista de desarrollo de productos orgánicos de VOLTA.

De acuerdo a Mayerly Prieto, especialista de desarrollo de productos orgánicos de VOLTA, el objetivo es potencializar la investigación y el desarrollo en tecnologías que permitan la verdadera circularidad de los residuos orgánicos de la industria y, al mismo tiempo, ofrecerle a la comunidad una alternativa que le permita afrontar las dificultades que el cambio climático ha traído a la zona.

 

"En Rilsa, en los últimos años, hemos aprovechado la recuperación de agua con calidad de riego a partir de residuos industriales tratados, generando un oasis verde en nuestras instalaciones y hoy queremos escalar esta solución en nuestra comunidad aledaña con productos de calidad y con respaldo científico”. 

De esta forma, el proyecto busca aportar al desarrollo país en temas de emergencia agrícola por déficit hídrico, a través del tratamiento de biodigestión anaeróbica que permite la valorización de residuos orgánicos en forma de lodos agroindustriales y agua sin tratar, generando este producto valioso correspondiente al digestato en estado sólido y líquido. Específicamente el proyecto busca determinar las propiedades físicas, químicas y microbiológicas del digestato, mediante análisis de laboratorio, para conocer su potencial como biofertilizante. Y así validar técnicamente su uso para aplicaciones en cultivos modelos como nogales, uva de mesa y tuna, especies de mayor producción en la zona de Tiltil. Este tipo de desarrollo de innovación es clave para las zonas de Chile con necesidad hídrica y un mercado agrícola importante, donde se puede cubrir la necesidad de fertirriego como una alternativa para recuperar los suelos degradados. 

 

De acuerdo al equipo académico integrado por María Teresa Varnero, Ian Homer Bannister, Oscar Seguel y José ignacio Covarrubias, este tipo de investigaciones son fundamentales  ya que el manejo, tratamiento y disposición final de residuos orgánicos de actividades agropecuarias, agroindustriales, forestales y urbanas representa, en la actualidad, uno de los principales problemas medioambientales del país. Por eso rescatan el aprovechamiento de los residuos orgánicos y el lograr hacer un uso productivo de ellos: “La potencialidad del digestato como biofertilizante es un desafío muy interesante, ya que este subproducto tiene una particular riqueza en microelementos. Si los resultados obtenidos en este proyecto son exitosos, tendremos un producto muy valioso desde el punto de vista agrícola, bajo el concepto de economía circular”.

 

Rilsa es un lugar estratégico para desarrollar esta innovación ya que es sede de los primeros reactores de la Red de Plantas de Biogás VOLTA, que desarrolla el proceso de biodigestión; un tratamiento que permite la degradación de materia orgánica proveniente de la agroindustria y que genera dos importantes subproductos: el biogás y el digestato. Desde VOLTA estamos orgullosos de esta adjudicación que nos permite seguir impulsando la innovación circular para pasar del paradigma de la disposición al de la recuperación. Y que también releva la importancia de hacer alianzas para levantar estrategias y soluciones conjuntas para los territorios, a través de la valorización y la generación de nuevos recursos. Estamos felices de avanzar en forma colaborativa para aportar al desarrollo sostenible y hacer realidad un Chile más limpio, sano y sostenible.

Partners

MUNDO SOSTENIBLE

NUEVO CAPÍTULO

Ediciones Especiales

Juan Andrés Salamanca, gerente comercial de Hidronor Chile, comenta sobre el reciclaje de paneles solares fotovoltaicos, la nueva apuesta de la empresa en economía circular.

 

VER VÍDEO

Javier Ramírez, CEO de Green Leader, señala que en la compañía han desarrollado un software que permite la correcta trazabilidad de desechos generados en la minería, así como su recuperación y segunda vida.

 

VER VÍDEO

Gianfranco Ragliani, gerente de sustentabilidad de Tetra Pak, señaló que la compañía, fabricante de envases de papel para líquidos a nivel mundial, está desarrollando productos 100% reciclables y que, próximamente, abrirá en Chile una planta de reciclaje para 6 mil toneladas.

VER VÍDEO