​​​​​​​
​​​​​​​

El proceso de acreditación internacional incluyó auditorías en terreno donde la Compañía tuvo que demostrar el cumplimiento de diversos aspectos relacionados a 32 criterios, comprendidos en cinco categorías: negocio y derechos humanos, comunidad, trabajo y condiciones laborales, medio ambiente y gobernanza.

​​​​​​​

Destacados